Quiere ser primavera

El marrón del tronco y de la tierra sobre lienzo envolvente de un azul en calma. El verde acogedor salpicado de blanco y amarillo, mecido por los trinos que viven en el aire. El sol, amante de aliento azucarado, que besa mi nuca y acaricia mi espalda. El invierno que quiere ser primavera. Aquí respiro, aquí me ensancho, aquí soy. El campo en su pureza es mi auténtica silueta.