Teoría

Qué bonica la teoría, tan estructuradita ella; con sus puntos, sus comas, sus párrafos separados por espacios, su esmerada caligrafía.
Qué elocuentes los consejos cargados de buenas intenciones y palmaditas en la espalda (¡sí se puede!).
¡Da gusto!
Qué puñalada trapera la práctica… ¡Ay la práctica! Plagada de tachones, incoherencias gramaticales y desaguisados semánticos. Nada de releer ante la duda, te llevas el bofetón antes de que reacciones.
Sin tiempo para consultar el manual o preguntar al sabio consejero, te ves a solas con esas monísimas vocecitas enfrentadas sobre cada uno de tus hombros.
Aun así, mejor practicar con una buena base teórica. Al fin y al cabo la improvisación se alimenta de todo lo que encuentra dentro de nosotros.

Anuncios

No nos perdones

Un minuto de silencio

en un mundo de ruidos,

derruidos los cimientos

entre llamas y gemidos.

Las ruinas de la Vida
son cenizas, son infierno.
La ambición y la codicia

son las madres de los muertos.

Y a quién le importa

si no es dinero,
si no son más que otros,

si no son ellos.

Tan solo es aire
lo que perdemos.

Desprecio a nuestra madre…

No nos perdones,
bien sabemos lo que hacemos.

Un minuto de silencio;

me dan miedo los ruidos,

me dan miedo ya los cuentos

de ladrones y bandidos.

Las ruinas de la Vida
son cenizas, son infierno.


La ambición y la codicia

son las madres de los muertos.

Y a quién le importa

si no es dinero,
si no son más que otros,

si no son ellos.

Tan solo es aire
lo que perdemos.

Desprecio a nuestra Madre Tierra…

No nos perdones,
bien sabemos lo que hacemos.

Ser Poesía

Que me quiten la poesía de los dedos

en carne viva.

Que me quiten el pellizco en las entrañas.

Mutar en aire o agua o vino o metáfora

cautiva,

enredarme entre palabras.

Predije estando ebria la ventura…

fue mentira.

Confesé rayando el alba.

Hilachas que no encuentran su sentido,

¡tan perdidas!

Deshojadas.

No sé ya lo que digo por mi culpa,

culpa mía,

que solo vendo patrañas.

Los versos son castigo del poeta,

y las rimas

son su jaula.

Destino que condena son lo mismo…

no varían.

Mi lápiz siempre sangra.

Alquimia de deseos, de latidos,

en estigmas,

en letras derramadas.

Cubierta de espinas

Lo siento, no quepo en tu silueta,

estoy cubierta de espinas.

¡No, no lo siento en absoluto!

No quepo en tu silueta ni en ninguna otra.

Ni siquiera me siento cómoda

cuando mi sombra me toma las medidas.

No quiero ganarme la vida como arcilla o como agua.

Estoy cubierta de espinas.

No pido respeto, ¡lo exijo!

Para mí y para todos…

¡No, para todos no!

Hay monstruos con piel de cordero.

¡Hipócritas! ¡Blasfemias vivientes!

Tengo sitio para el amor,

tengo sitio para el rencor,

tengo sitio para el odio.

Estoy cubierta de espinas.

¡No, no quepo en tu silueta!…

Está cubierta de espinas.

Entropía

Ante ti la hija del Caos, que no supo organizar sus huesos.
Zozobra dispersa del mundo delirante,
imagen pegada a hilvanes, grapada a pedazos.
Ni mente ni cuerpo, sino todo en movimiento.
Átomos inconexos con sentido…
sentir la órbita del desorden en torno a las preguntas
a millones de años luz de la Nada.

Ante ti la hija del Todo, que no supo retener los tiempos.
Nostalgia amontonada del mundo inexistente,
deseo versus indiferencia arrastrándose desde el núcleo.
Ni tiempo ni espacio, solo ilusionismo acordado.
El sentido que da creerse centro…
sentir la protección de la última superficie
a trece mil ochocientos millones de años luz…
de la nada.

32Personas alcanzadas5Interacciones

Éter

Se empeñan en buscar sobre mis hombros y encuentran solo un fantasma. No habita ahí mi cabeza. Ella se amanceba con mi alma, comparten lecho en el infierno de los soñadores.

NO SER parte. Aparte.

NO SER nada,

SER Éter,

SER universo en llamas

y temblar de FRÍO.

SER de nadie

y mendigar soledad.

SER a las multitudes

ronchas y estornudos.

SER incomprendida

sin querer despejar la ecuación.

…Desear más desear

nunca dio exacto.

Vivir encerrada en una plegaria

de dioses sin oídos

para que nadie

llame a la puerta.

…Perdonen si me declaro agnóstica.

A más lleno, más oquedad;

tampoco la Física es lo mío.

De nada sirve

llamarme por mi nombre…

yo vivo espaldas al sonido,

y ni siquiera sé si existo.

En vano es buscar la compañía

de una mera silueta,

una sombra,

una mentira entre rejas,

que siempre quiso SER aire.

Poema para dos

Eyacula tu seso en papel antiguo
con pluma jadeante.
Se estremecen los poros de la tinta
al rozar la comisura de tu prosa
en verso eréctil.

Venus que busca en tu monte
orgasmos de rimas virginales,
serpenteando los precipicios
del alma y de la mente,
masturbando la consciencia.
Encuentros secretos de besos sin boca,
de tacto sin mano.

Y luego declamar en cuerpo ajeno
tus versos sudorosos.
Y luego brindar por el éxtasis
y el morbo compartidos
a la luz de tu libre desvergüenza.


Y luego emborracharse de coincidencias,
de cómplices placeres,
de reír a carcajadas hurgando
en los rincones que ya no están ocultos.
Y beber hasta quedar saciados
el brebaje de Afrodita.


Yo invito… ¡poema para dos!